AGRICULTURA, AGUA Y CAMBIO CLIMÁTICO

Playa y matorrales-Bushes and beach
Photo credit: RocioTroncoso

 

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ha publicado recientemente un informe, Cambio climático, agua y seguridad alimentaria,  sobre los conocimiento científicos que se tienen actualmente acerca de los efectos que el cambio climático ejerce sobre la agricultura y sobre un recurso natural cada vez más escaso, el agua.

Hoy día, el número de personas que viven en países o regiones con problemas de acceso a agua potable es de 470 millones, y en un futuro cercano, esta cifra pasará a los 3 billones previstos para el año 2025. Las cifras resultan impactantes.

Como indica el informe dado a conocer por la FAO, precisamente el cambio climático viene a dificultar aún más la situación, al incidir negativamente en la disponibilidad de recursos hídricos para usos agrícolas. Y, por lo tanto, al afectar también a la productividad de los cultivos.

Además, la FAO destaca que los países en vías de desarrollo, en los que existe un gran número de pequeños productores agrarios, son los que mayores dificultades habrán de afrontar a la hora de poder dar una respuesta al reto planteado, por su menor capacidad económica para hacer frente a los cambios.

En este sentido, el estudio señala algunas iniciativas que se pueden poner en marcha para controlar y hacer frente al problema del agua, como la llamada “contabilidad del agua”. Esto es, mejorar la gestión de los recursos hídricos existentes mediante un control riguroso de todas las transacciones y operaciones de trasvase que se llevan a cabo. Una mejora en la gestión del agua conlleva un mejor aprovechamiento de la misma en todos sus usos.

El informe plantea otras posibilidades, como adoptar prácticas de laboreo agrícola consecuentes con la disponibilidad real de agua, y que contribuyan de este modo a mejorar la productividad y el rendimiento de los suelos.

Vivimos en un planeta en el que el 18% de la población (alrededor de 1.100 millones de personas) no tienen acceso a agua potable y 925 millones padecen hambre. Ante estas cifras, encontrar soluciones viables al reto de cómo aprovechar y gestionar mejor los recursos hídricos disponibles que tenemos, se hace urgente.

 

Rocío Troncoso

 

Más información: Climate change, water and food security.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s